Embarazada por segunda vez. Hubiese dado todo el oro del mundo por tener las plantillas Dr Hill en mi primer embarazo.
Qué alivio siento con cada pisada!!! Durante el día, como madre trabajadora, el hecho de calzar las plantillas Dr Hill efecto arena mojada, es más que un placer. Llegar a casa y sentir las piernas deshinchadas, sentir cómo mejora tu circulación por el suave masaje al andar, no tiene precio!!! Es como si andaras por la orilla del mar, sintiendo la suave brisa y escuchando el oleaje.
A pocas semanas de dar a luz, la farmacéutica me recomendó las plantillas Dr Hill efecto agua, que gracias al magnetismo en la parte del puente del pie, sentía como cada punto de dolor se desvanecía con los beneficios de la reflexoterapia. Después del embarazo, sigo cuidando mis pies con plantillas Dr Hill, porque cuidan de mi y de los míos.

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Lidia