La vida del turista ya no es tan dura con plantillas Dr Hill.
He viajado por todo el mundo junto a mi esposa, durante toda una vida. He de decir que hay una frase que siempre se me quedará grabada en la retina y que muchos guías turísticos emplean: “La vida del turista es dura”. Y razón tienen, es dura por las madrugadas innecesarias para aprovechar al máximo el destino elegido. Es dura porque se visitan muchos puntos de interés en un espacio tan corto de tiempo que no da tiempo a hacer una foto como corresponde. Dura porque son muchos desplazamientos y largas horas de andar y andar, para llegar al hotel con dolores en todo el cuerpo, sin energía y con las piernas… “duras”. Así es la vida del turista, “dura” hasta que mis pies y los de mi señora esposa, conocieron las plantillas Dr Hill. Ahora con más años en mi espalda disfrutamos más del turismo gracias a todos los beneficios saludables que nos aportan las plantillas Dr Hill. Gracias a ellas, los “duros” somos nosotros.

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Pablo